#NosRenovamosJuntos

TU VIDA SE RENUEVA Y TU PAPEL TAMBIÉN

Mi peque y yo

¿Por qué los cuentos de miedo son buenos para tus hijos?

Pétalo Mi peque y yo

Los cuentos de hadas superan la realidad no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.

―G.K. Chesterton



Nada le gusta más a un niño que un buen susto. ¿No me crees? Haz la prueba y cuéntale una buena historia de miedo a tu hijo, ponle una película de terror realmente escalofriante o compartan la tarde con un videojuego de horror, y verás que durante días no dejará de hablar de lo mucho que se divirtió.

 

Si todavía tienes dudas de que el género del horror es una influencia positiva para tu peque, déjame contarte lo siguiente:

 

La infancia es aterradora

 

Cuando alguien dice que la infancia es la etapa más dulce y bella de la vida, ¡está mintiendo! La verdad es que la infancia da miedo, mucho miedo. En ese mundo de niños, todos los días ellos deben enfrentarse y convivir con gigantes que hacen cosas sin sentido (los adultos) y nada tiene el tamaño adecuado: las sillas son gigantes, las puertas están muy altas, las galletas están en la cima de lo que parece una montaña y los pobres niños no tienen el control de su propia vida, ni para elegir el color de la ropa que van a usar.

 

El mayor miedo es por aquéllo que no se entiende, y los pequeños no entienden por qué esos gigantes que se supone que deberían protegerlos, pueden hacerle tanto daño a ellos y al mundo (violencia, crimen, destrucción de la naturaleza y cosas peores). Es una época tenebrosa para ser niño, y los cuentos de terror son una herramienta excelente para que puedan sobrevivir a estos tiempos. Estos libros, películas y juegos no deforman la mente de tu hijo; en realidad, estas experiencias le permiten liberar mucha tensión mientras es todo lo demás que existe lo que lo está deformando.

 

Fuerza al débil

 

Como lo dice el brillante Chesterton, la fantasía nos ayuda a descubrir no que los dragones existen, sino que pueden ser vencidos. Y esa enseñanza es básica para todos los niños. Y no hay dragones más peligrosos y atemorizantes que los del género del terror.

 

El miedo es como un parque de juegos donde los niños enfrentan sus temores reales, convertidos en metáforas y símbolos, donde aprenden a sobrevivir y vencer sus miedos. En una historia de miedo, el niño no sólo ve a los monstruos, también se convierte en el protagonista que triunfa al final (especialmente si el cuento es protagonizado por niños).

 

Verdades secretas

 

Las historias de miedo revelan algunas verdades secretas. Como mamá, no tienes más remedio que decirle a tus hijos que todo va a estar bien, aunque sepan que estás mintiendo, porque no siempre todo va a estar bien. Las historias de terror les revelan ese secreto: no todo va a estar bien, no siempre. Y no está mal que lo sepan. El mismo cuento que les revela el secreto, también les enseña cómo lidiar con él.

 

Compartir estos terrores con tu hijo, le demuestra que deseas unirte a él en sus pesadillas y miedos, hacerlas un poco más reales y después, ayudarles a vencerlas. Tu hijo te amará por esto, porque también estás compartiendo un secreto con ellos: el miedo puede ser divertido.

 

Cuando los adultos no podemos decirles una verdad a los niños, el terror sí puede.

Regresar

¿Qué te pareció?

10 Min para mi

No hay elementos que mostrar
count = 0

Vida Pétalo ®

No hay elementos que mostrar
count = 0

Mi peque y yo

No hay elementos que mostrar
count = 0