#NosRenovamosJuntos

TU VIDA SE RENUEVA Y TU PAPEL TAMBIÉN

Mi peque y yo

¿Cómo manejar el éxito y fracaso de los peques?

Pétalo Mi peque y yo

Enseña a tu pequeño a lidiar con el éxito y el fracaso

 

Desde pequeños, los niños deben aprender que la decepción forma parte de la vida misma, es inevitable, pero no tiene porque volverse frustrante. Aprenderlo los acercará al éxito.

 

Sin expectativas falsas

 

Explícale a tu hijo que si participa en un juego, existe la posibilidad de ganar o perder, y que aunque el resultado sí es importante, el juego en sí lo es más. Está bien ganar, pero cuando hay un ganador, también habrá un perdedor, y es parte del juego. Debe entender que es normal sentirse desilusionado por haber fracasado, pero que debe sentirse satisfecho de haberlo intentado.

 

Y cuando resulte ganador, enséñale a no alardear ni burlarse de su rival, pues la victoria debe tomarse con humildad y reconocimiento al otro que nos ha ayudado a ser mejores.

 

Enseñar con el ejemplo

 

¿Cómo lidias con el fracaso? ¿Reaccionas con violencia o enojo? Eso lo aprenderán los pequeños que te rodean. ¿Eres ecuánime y aceptas con madurez los fallos? Eso les enseñará a soportar mejor las situaciones negativas.

 

Y si te ha ido bien, no presumas, hazles ver que los éxitos no se te suben a la cabeza y eres la misma de siempre.

 

La derrota no es una victoria

 

No transformes sus fracasos en éxitos, eso sólo les hará pensar que la negación de la realidad es la forma correcta de lidiar con ella. Al contrario, déjalos enfrentar sus fracasos, asumiéndolos y reconociéndolos como tales; al reconocer el fracaso, es posible entender en qué hemos fallado, así es probable evitarlo en el futuro.

 

El fracaso no es personal

 

No es lo mismo decir: "Fracasé en mi intento" que decir: "Soy un fracasado". El fracaso no es algo personal, tu hijo no fracasa porque sea un fracaso él mismo, sino por cualquier número de razones: porque no se preparó, porque se distrajo, porque su rival se preparó mejor. Cuando tu pequeño entienda que el fallo se debe a una razón específica (o varias), descubrirá que podrá evitar esos errores la próxima vez.

 

Tampoco es igual decir: "Lo logré" que decir: "Soy el mejor". No, tu hijo no es el mejor, simplemente se preparó adecuadamente, se esforzó en lograr un objetivo y quizá tuvo un poco de suerte.

 

Camino al éxito

 

El éxito puede ser cualquier cosa, no sólo la riqueza económica. Aprender a lidiar con el fracaso sin frustración y con los logros sin caer en la presunción y la desvalorización de los demás, son un éxito en sí mismo.

 

Fuente: https://eresmama.com/ensena-tus-hijos-lidiar-fracaso-los-errores/

Regresar

¿Qué te pareció?

10 Min para mi

No hay elementos que mostrar
count = 0

Vida Pétalo ®

No hay elementos que mostrar
count = 0

Mi peque y yo

No hay elementos que mostrar
count = 0